Significado del nombre Aisha

Aisha es un nombre femenino, de origen árabe y significa «Eso está vivo».

Significado del nombre Aisha, origen y peculiaridades.

Aisha procede del árabe y significa «uno que está vivo». Según la Biblia, este era el nombre de la tercera mujer de Muhammad.

Otras fuentes atribuyen al nombre el significado de «pequeña querida» o asimismo «pequeña vivaz».

Es un nombre muy empleado por árabes y musulmanes, en especial en Arabia Saudí y también India.

Aisha se realizó habitual a lo largo de la década de 1970, tras el nacimiento de la princesa de Jordania, Aisha Bint Hussein (1968 -).

Asimismo es el nombre de la hija del artista Stevie Wonder, asimismo artista Aisha Morris (1975 -).

Numerología del nombre Aisha

Expresión de destino: El nombre Aisha recibe el número 2, que representa a un individuo muy vivaz con un enorme talento para el arte. Le agrada estar siempre y en todo momento implicada en un emprendimiento en el que logre utilizar sus capacidades. Si bien en la mayoría de los casos se transporta bien con todos en su historia, elige estar en solitario consigo misma mientras que hace su trabajo. Su singularidad artística es apreciada tanto por legos como por . Tiene un dinamismo que puede llevarlo a lograr altos escenarios en su área de operación. Los trabajos que mejor se amoldan a tus capacidades son esos que implican imaginación y dones artísticos, como pintura, artes visuales o aun como productor musical o compositor. Un punto en el que debe trabajarse en su personalidad es la fuerte inclinación a volverse increíblemente competitivo.

Deseo del corazón: El nombre Aisha recibe el número 11, que define a alguien que tiene un temperamento controlado. Deseas estar en entornos relajados, donde reinen la armonía y la calma. Es un individuo amable, que tiene un prominente nivel de espiritualidad y entendimientos centrados en el misticismo. No le agrada sentirse ociosa y, por esto, siempre y en todo momento se ocupa de algún género de actividad. Busca inspiración en las cosas sencillos de la vida y tiende a aislarse en su planeta interior. Le agrada estudiar y asimismo trasmitir sus entendimientos. En ocasiones puedes rendirte al desánimo, pero siempre y en todo momento puedes ofrecer la vuelta y estar aún más resuelto a sobrepasar los óbices en tu sendero. No le agrada establecer diálogos profundas y, de ahí que, en ocasiones le resulta bien difícil sostener sus amistades más superficiales.