Significado del nombre Adria

Adria es un nombre del género masculino, de origen italiano y significa «Agua obscura».

Significado del nombre Adria, origen y especificaciones.

Adria procede del italiano y significa «agua obscura». Radica en una localidad que está cerca de Venecia y que debe su nombre a sus playas de arena obscura.

Existen algunas fuentes que asocian el nombre con el término etrusco «adria», que significa «agua». Asimismo puede proceder del latín «ater», que significa «negro» u «obscuro». Por consiguiente, este nombre se puede interpretar como «el que está obscuro».

Adria asimismo se considera una variación del nombre Adriana, que procede del nombre latino «Hadrianus», que significa «que viene de Ádria». La localidad Ádria está en la zona del Mar Mediterráneo.

Adria es un nombre extensamente usado para el género masculino, pero asimismo se emplea extensamente para referirse al género femenino.

Numerología del nombre Adria

Expresión de destino: El nombre Adria recibe el número 6, definiendo a quienes tienen buen humor y que cautivan por naturaleza. Su fuerza de intención lo impulsa a lograr altos escenarios, aun si se precisa mucha paciencia y dedicación para llegar a la cima. Es un individuo dedicada con una personalidad expansiva, que busca la estabilidad en todo cuanto hace. En el momento en que el emprendimiento que deseas llevar a cabo no va como deseas, acostumbra elegir abandonar lo que se hizo y comenzar nuevamente desde el princípio. Gracias a su enorme sencillez para hacer y también inventar cosas, puede trabajar bien como publicista, inventor, diseñador, escritor de guiones y arquitecto. Esta persona puede ser impetuosa y asimismo disfrazada, singularmente con esos con los que no exhibe seguridad.

Deseo del corazón: El nombre Adria recibe el número 11, que tiene relación a alguien que no renunciará de forma fácil a eso que cree. Tiene reacciones sostenibles, pues se preocupa bastante por el futuro del mundo en el que vive. Generalmente, radica en alguien que se expone muy destinado a la gente por las que tiene un enorme cariño, mostrándose muy apegado al individuo cercano. En el momento en que el ambiente en el que está envuelto en riñas y discusiones, termina tolerando bastante, por tener un alma amable y sensible. No obstante, detesta tener que ofrecer explicaciones sobre sus reacciones a absolutamente nadie. La persona que transporta ese nombre tiene un espíritu libre y normalmente está muy inspirado, tanto por componentes internos como externos.